Las muertes causadas por armas de fuego en los Estados Unidos ha incrementado un 17 por ciento desde el 2008, cuando la corte suprema de los Estados Unidos dictaminó que hay un derecho a tener  una pistola en el hogar para la autodefensa y eso fue precisamente lo que Pedro Orta después de que su casa fuera invadida por delincuentes dos veces en menos de un año.  

 

Evangelina Morales

View all posts

Add comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *